Publicado el Deja un comentario

Mesas refrigeradas, el complemento perfecto para la pastelería

Mesas refrigeradas, el complemento perfecto para la pastelería

Las mesas refrigeradas optimizan el espacio y simplifican el trabajo

Las mesas refrigeradas son un elemento de fácil control y conservación

Las mesas refrigeradas son un complemento perfecto para cualquier pastelería o panadería. Esta maquinaría para repostería optimiza el espacio, simplifica el trabajo y permite ampliar la oferta de productos del establecimiento. Además es un elemento de fácil control y conservación. 

En las pastelerías y panaderías no solo se venden los productos que en ellas se elaboran. Hay otros que complementan la oferta de estos establecimientos como agua y refrescos, zumos y batidos, lácteos… Estos productos deben conservarse a una temperatura adecuada, para que estén siempre listos para consumir. Y para ello es imprescindible contar con mesas refrigeradas en la panadería o pastelería.

Y ya no solo para guardar estos productos y tenerlos a mano, también sirven para guardar y conservar los dulces o pasteles que no podemos poner en las vitrinas o expositores. Es un lugar extra de almacenaje de unos productos que son delicados y necesitan temperaturas frías para su conservación. Bien por cuestión de espacio o bien porque es un pedido y lo tienes que guardar de manera que se conserven bien todas sus propiedades. Esta maquinaria de repostería ayuda a que esa conservación sea perfecta.

Además de por su utilidad para conservar estos productos, también es una cuestión de estética y de optimizar el espacio. Si en las vitrinas o en los expositores tus pasteles o dulces están colocados de manera atractiva, no quedará muy bien que en un rincón haya botellas de agua, botes de refrescos o packs de leche. Es mejor tenerlos en otra parte, por ello la utilidad de esta maquinaria para repostería es doble. Así, la inversión es más rentable.

A ello se une que simplifica el trabajo. Al tener mesas refrigeradas bajo el mostrador se puede utilizar la mesa de trabajo para preparar bandejas de dulces, dejar los pedidos o completar un producto. Y debajo está la nevera para poder acceder más fácilmente a lo que se necesita o para guardar productos que pronto vamos a tener que renovar en la vitrina o expositor.

En Bauuman tenemos una amplia oferta de mesas refrigeradas. Esta maquinaria de repostería es de frio ventilado, que garantiza un reparto homogéneo de la temperatura interior y un nivel de humedad perfecto para la conservación de los alimentos. Estas mesas refrigeradas han pasado los más estrictos controles de calidad para garantizar su rendimiento y su eficiencia.

Todas las mesas refrigeradas de Bauuman cuentan con termostato digital, de fácil uso. Su mantenimiento es sencillo y están fabricadas en acero inoxidable para garantizar su durabilidad y resistencia. Se puede elegir que sean de dos, tres o cuatro bloques, con puertas en acero inoxidable o de cristal. Así las mesas refrigeradas pueden ajustarse a las necesidades de cada pastelería o panadería.

Con las mesas refrigeradas de Bauuman, nuestros clientes obtienen un excelente rendimiento, una refrigeración eficiente y una maquinaria para repostería que se adapta a sus necesidades. Una solución perfecta para que los productos y elaboraciones de la pastelería conserven en perfecto estado todas sus propiedades y, a la vez, puedes tener un lugar donde guardar otros productos con los que complementar la oferta de tu pastelería.

Compartir en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *