Publicado el Deja un comentario

Máquina amasadora, garantía de calidad

Amasadora profesional

La máquina amasadora debe ofrecer potencia, facilidad de uso, versatilidad y seguridad

La máquina amasadora puede ser de espiral o de brazos

La máquina amasadora es una de esas máquinas que están en todas las panaderías. Hace más de un siglo que aparecieron en el mercado y desde entonces son imprescindibles, ya que facilitan la tarea del amasado, con lo cual se gana en productividad. Además, atrás quedaron los tiempos en los que estás máquinas realizaban un agresivo amasado de las masas. En la actualidad, las máquinas amasadoras han evolucionado y ahora el proceso se semeja bastante al amasado manual. 

Las máquinas amasadoras garantizar el poder atender el trabajo de una panadería o pastelería con mucha eficiencia, rapidez y economía. Pueden trabajar cualquier tipo de masa, consiguiendo un mayor esponjado de masa, la uniformidad del amasado y de la textura. Con las máquinas amasadoras te aseguras la mezcla perfecta. También la correcta hidratación de todos los componentes, el desarrollo mecánico del gluten y la incorporación de aire, que permite una buena formación de alvéolos.

Para ello hay dos tipos de máquina amasadora: de espiral o de brazos. Pero antes de elegir entre una amasadora de espiral o una amasadora de brazos hay que tener en cuenta varias características que definirán que máquina amasadora necesitas.

  • Cuánta más potencia tenga las máquinas amasadoras más tipos diferentes de masa puedes hacer. Además la velocidad de mezclado o amasado también influye en esa variedad de masas.
  • La máquina amasadora debe ser fácil de usar y limpiar.
  • Las amasadoras de brazos o la amasadora de espiral deben permitir que se puedan realizar diversas masas, no solo la de pan. Para ello es importante que puedan acoplarse distintos accesorios que faciliten su versatilidad.
  • Para evitar accidentes laborales y problemas en el obrador.

Una vez tenidos en cuenta esos aspectos hay que elegir entre las amasadoras de brazos o la amasadora de espiral. La amasadora de brazos ha sido, desde siempre, la más utilizada en las panaderías y pastelerías españolas. Su movimiento imita el de los brazos el artesano al hacer el amasado manual. Es más lenta que la máquina amasadora de espiral. Lo que la hace perfecta para masas de bollería y pastelería, masas blandas, integrales y de centeno.

Por su parte, la amasadora de espiral ofrecen más velocidad, lo que reduce el tiempo de amasado y una mayor precisión. Tienen una mayor versatilidad y más rendimiento que las amasadoras de brazos.

En Bauuman contamos con una amplia variedad de máquinas amasadoras. Tanto de espiral como de brazos. También se puede elegir entre mofásicas, trifásicas, con doble velocidad o de alto rendimiento. Así como con diversas capacidades y con cubeta y perol extraíble o fija.

Nuestro objetivo es facilitar la elección de los profesionales y que puedan encontrar la máquina amasadora perfecta para cada obrador. Siempre ofreciendo la máxima calidad y fiabilidad, así como facilidad de uso. Al fin al cabo, el amasado es la etapa más importante de la elaboración del pan y de ella depende la calidad final del producto. Por eso es fundamental contar con una maquina amasadora de calidad. Para que los panaderos y pasteleros solo tengan que preocuparse de lo importante: ofrecer un buen producto.

Compartir en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *