Publicado el Deja un comentario

Laminadora automática, la máquina que necesita tu negocio

laminadora automática

¿Qué beneficios aporta una laminadora automática?

La capacidad y la potencia del motor de una laminadora automática son claves

¿Acabas de abrir una panadería o estás pensando en hacerlo y aún no terminas de definir la maquinaria que necesitas en tu negocio para que éste funcione de la manera más rentable y efectiva? Antes de dar por finalizada la configuración de tu panadería necesitas incluir una laminadora automática dentro de la maquinaria de tu obrador

¿Cuál es la función de una laminadora automática dentro del universo maquinaria de panadería? Pues, aunque no lo parezca es fundamental, y gracias a los avances de la tecnología que han conseguido evolucionar estos aparatos de los manuales a las automáticos te ayudará a ser más eficaz y acabar antes tu trabajo con un resultado óptimo para ti y tus clientes. De media pueden llegar a producir hasta más de 2.000 piezas por hora, lo que agiliza de manera muy rentable este proceso que venía siendo manual.

Lo que hace ideal a una laminadora automática es que tiene la capacidad de proporcionarte una masa laminada en  varios espesores según el género que vayas a elaborar. Gracias a los diferentes tipos de masas podrás fabricar una gran variedad de productos como: pastaflora, bizcochos, galletas, hojaldres o croissants. Además, la producción se llevará a cabo de una manera más estandarizada porque al ser la laminadora automática quién realiza los cortes de acuerdo a las medidas y parámetros que tú previamente le has marcado, se respetarán en todos los productos que estén cocinando en ese momento la misma forma y calidad.

Como características generales es interesante que tu laminadora automática tenga una amplia capacidad, para que te permita hacer masas pequeñas o más grandes si así lo requieres, y por supuesto, que tenga un motor potente. Esta maquinaria de panadería es interesante que cuente con rejillas de protección sobre los rodillos y la posibilidad de paro automático, una bandeja superior como depósito de harina, que los rodillos laminadores sean de acero y las bandejas colocadas en el extremo de las bandas encargadas de recoger la masa también. Que los motores estén protegidos, que pueda plegarse, que tenga ruedas y freno para reubicarla o desplazarla durante la jornada laboral si es necesario y, por último que la temperatura de los rodillos de la laminadora automática sea regulable.

En Bauuman contamos con una gran oferta de laminadoras automáticas. Será cuestión de las dimensiones de tu negocio y de las necesidades de producción que tengas que sea más adecuado que te decantes por un modelo o por otro.

Compartir en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *