Publicado el 1 comentario

Amasadora, la clave de un buen pan.

Amasadora: la clave de un buen pan.

El proceso que realiza la amasadora es uno de los más importantes para obtener un producto de calidad.

Una amasadora profesional puede ser de diversos tipos, según las necesidades del obrador.

Dentro del proceso de elaboración del pan, el amasado es una etapa clave para conseguir una calidad óptima. Durante esa etapa se desarrolla el gluten que contienen las harinas, la masa gana elasticidad e incorpora el aire, creando la estructura del pan. Por ello, contar con una buena amasadora dentro de la maquinaria de panadería de su obrador es fundamental.

Las amasadoras profesionales son de diversos tipos y pueden realizar dos tipos de amasado: lento y rápido. Dependiendo de la velocidad de la amasadora se obtendrá un pan de poco volumen, con miga densa y de color crema, con buen sabor y buena conservación (amasadoras de velocidad lenta) o un pan de más volumen, con una miga más blanca, pero donde el sabor y la conservación pueden salir perjudicados (amasadoras rápidas).

En la actualidad, algunos de estos utensilios de panadería suelen incorporar unos temporizadores para poder programar la velocidad y así poder elaborar diferentes tipos de pan. En Bauuman, nuestras amasadoras profesionales incorporan esta función, porque entendemos que la maquinaria para panaderías debe facilitar la labor de los profesionales.

amasadoraUna amasadora de Bauuman está diseñada para soportar un uso intensivo y cuenta con una cubeta extraíble, lo que permite dejar reposar la masa y poder verterla sobre la divisora. Dentro de esta categoría de maquinaria de panadería, nuestros clientes pueden encontrar una gran variedad de amasadoras profesionales: las amasadoras convencionales; las de alto rendimiento y la amasadora de brazos.

Las dos primeras son en espiral, que permite más velocidad, lo que conlleva una reducción del tiempo de amasado.  Este tipo de amasadora en espiral permite una mayor precisión en el amasado y en ella se pueden trabajar masas grandes y pequeñas.

Por su parte, la amasadora de brazos es más lenta, también permite trabajar masas grandes y pequeñas y se suele utilizar para masas de bollería y pastelería, masas blandas y masas integrales o de centeno. Además, la amasadora de brazos de Bauuman está diseñada para absorber las vibraciones propias de la máquina.

Otra de las características que debe tener una amasadora es el control de la temperatura. La temperatura de la masa al final del amasado es fundamental para el equilibrio y la fuerza de la masa y para la fermentación. Si se utilizan unas maquinas de panadería como las amasadoras profesionales la temperatura óptima está en los 22º.

Utilizar una buena amasadora ayudará a que el proceso de elaboración del amasadorapan sea perfecto. Sin embargo, no hay que olvidar que la maquinaria para panadería no puede sustituir el oficio tradicional y el conocimiento del panadero. Por eso es importante que si quieres obtener un buen producto, donde la masa sea homogénea, con volumen y con una miga perfecta, tengas en cuenta estos consejos:

  • Utilizar ingredientes de calidad.
  • Pesar y medir rigurosamente los ingredientes antes de introducirlos en la amasadora.
  • Calcular la temperatura del agua necesaria.
  • Controlar bien los tiempos y el proceso.

 

 

 

Compartir en:

1 comentario en “Amasadora, la clave de un buen pan.

  1. […] En Bauuman contamos con diversos modelos de amasadoras profesionales para que puedan elegir aquel que más se ajusta a sus necesidades o a su forma de trabajar. Contamos con amasadoras convencionales, de alto rendimiento y amasadoras de brazos. Cada una con características diferenciadoras. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *