Publicado el Deja un comentario

Tipos de fermentación, garantiza la calidad del pan

Tipos de fermentación, garantiza la calidad del pan

Los diferentes tipos de fermentación te permiten obtener distintos tipos de pan

La fermentación controlada es uno de los tipos de fermentación que ofrece mayores ventajas al panadero

La fermentación del pan es un proceso que degrada las moléculas de algunos compuestos para transformarlas en otras más sencillas. Ese proceso, en el que intervienen las levaduras, enzimas y bacterias, es fundamental para que la masa de agua y harina se convierta en el producto final: el pan. El proceso de fermentación del pan abarca desde el formado de la pieza hasta el momento de cocción. Durante ese periodo se pueden llevar a cabo diferentes tipos de fermentación según el tipo de producto que quieras obtener. 

Entre los diferentes tipos de fermentación se encuentra la fermentación primaria. Es la que empieza justamente tras el amasado. En el proceso de fermentación del pan la masa se deja reposar a una temperatura adecuada para que adquiera un mayor tamaño, gracias a la liberación de dióxido de carbono. En estos tipos de fermentaciones en muy importante controlar la temperatura de la masa. Para ello, un armario de fermentación es una solución perfecta. Se pueden controlar las condiciones de humedad, temperatura y tiempo, para que la fermentación del pan se haga de manera perfecta y sin problemas. Así se podrá obtener un producto con el aroma, la textura y el sabor deseados.

El armario de fermentación también permiten otros tipos de fermentación del pan como la fermentación controlada. Este proceso de fermentación del pan aporta una serie de ventajas al trabajo de la panadería. Al poder controlar la fermentación de la masa a su voluntad, el panadero evita el trabajo nocturno, consigue un mayor ahorro de levadura, el pan, al disponer de un largo tiempo de fermentación, presenta una mejor conservación y sabor y además, la tecnología de un armario de fermentación permite disponer de pan caliente en la panadería siempre que se necesite.

En Bauuman contamos con diferentes modelos de armario de fermentación. Así puedes elegir dependiendo de las necesidades de tu obrador. Todos ellos ofrecen la gestión automatizada del ciclo completo de fermentación y puedes configurar la duración según tus preferencias. Por ejemplo, si optas por los tipos de fermentación lenta, que es un proceso de más de 16 horas, en el armario de fermentación puedes programarlo. Es uno de los tipos de fermentaciones que más se parecen al proceso de fermentación del pan tradicional.

Además si lo necesitas puedes seleccionar los ciclos manuales de nevera, calefacción, climatización, dormilón y de usuario. También el tipo de frío, la gama de temperaturas y las condiciones de humedad que ofrece un armario de fermentación garantizan que obtendrás un producto de máxima calidad.

Eso sí, para obtener un buen producto no solo hay que contar con la maquinaria de panadería adecuada. También hay que utilizar ingredientes y materias primas de calidad. Si no los ventajas que te ofrece una maquinaria de panadería de calidad como la de Bauuman no te servirán de mucho. El pan es un producto que requiere mimo, cumplir bien con todas las fases, prestando especial atención al proceso de fermentación del pan, y utilizar materias primas de calidad. Solo así se consigue un producto con unas características únicas que lo hacen

Compartir en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *