Publicado el Deja un comentario

Las ventajas de usar un dosificador de agua en panadería

dosificador de agua

El dosificador de agua permite adecuar la cantidad de agua a cada tipo de harina

El agua es imprescindible para el proceso de panificación. La dosis de agua definirá la estructura del pan. Por ello, contar con un enfriador de agua industrial y un dosificador de agua ayuda a los profesionales a mejorar la calidad de sus elaboraciones.

Por ejemplo, con un porcentaje del 45-50% de agua frente la harina la miga es densa, y se obtiene una corteza lisa. Si subimos a un 55-65%, el alveolado es pequeño y regular. Y entre el 70% y el 100% se obtienen especialidades que fermentan en bloque y la miga tiene unos alveolos grandes e irregulares. Por ello, dependiendo del tipo de masa que quieras obtener, es conveniente utilizar un dosificador de agua. Esta maquinaria de panadería permite utilizar la cantidad justa de agua necesaria para cada tipo de harina.

dosificador agua

Pero, además, cuatro funciones muy claras del agua en panadería:

  • La utilización de agua fría es el método más sencillo para controlar la temperatura del amasado. La temperatura ideal de una masa al final del amasado debería rondar los 25ºC. Así se favorece la fermentación y formación del gluten. Pero también hay que tener en cuenta el clima. En climas cálidos se recomienda trabajar con una temperatura entre 5º y 10º grados. Mientras que en climas fríos, la temperatura debe estar entre los 24º y los 30º grados.
  • Formación de la masa. El agua ayuda a formar el gluten.
  • Fermentación. El agua hace posible que la masa sea elástica y extensible. Además ayuda a que se formen las levaduras que hacen factible todo el proceso.
  • Hidratación. El agua hace que el pan esté bien hidratado y pueda comerse. Además transforma las proteínas para que sean aptas para el consumo humano.

Como vemos, el agua es un ingrediente clave en el proceso de elaboración del pan. Por ello hay que tener en cuenta el tipo de agua con la que trabajamos y su calidad para obtener al producto final. Por ejemplo, las aguas duras pueden reducir la velocidad de fermentación, mientras que, el agua blanda produce una masa más floja. Además hay que tener cuidado de que el agua no esté muy clorada, porque el cloro inhibe la transformación de los microorganismos durante la fermentación.

Por ello, en tu panadería, cada vez adquiere más importancia el dosificador de agua y el enfriador de agua industrial. Y en su elección Bauuman puede ayudarte. El dispensador de agua, Aqua-Control, de Bauuman cuenta con una alta precisión. Eso te garantiza la cantidad de agua correcta para tu masa. Además, este dosificador de agua permite controlar la temperatura del agua en todo momento.

Por su parte, los diferentes modelos de enfriador de agua industrial de Bauuman son especiales para panificación. Así tienes garantizado el suministro de agua fría y podrás controlar la temperatura de amasado. Además, como ocurre con todas las máquinas de panadería de Bauuman, se adaptan a tus necesidades. Puedes optar por el enfriador de agua industrial de 100, 200, 600 litros o la fabricación a medida.

A ello se une que podemos ofrecerte un buen asesoramiento para sacarle el mejor partido a nuestra maquinaria. Y con la garantía de nuestro conocimiento y nuestra experiencia en el sector.

Compartir en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *