Publicado el Deja un comentario

Campana de condensación eléctrica, disfruta de un ambiente saludable

CAMPANA DE CONDENSACIÓN ELÉCTRICA

La eficiencia energética y la automatización caracterizan la campana de condensación eléctrica de Bauuman

La campana de condensación eléctrica forma parte del equipamiento indispensable para cocinas, hornos profesionales y otras instalaciones en las que se producen frecuentemente humos y vapores como consecuencia de las rutinas de trabajo.

Su principal ventaja es la transformación de los vapores generados por la cocción en agua refrigerada. Una vez terminado el proceso de refrigeración los liquido desciende por un desagüe y el aire depurado se restituye al ambiente sin dañar.

Además, la campana de condensación eléctrica es la solución perfecta para extraer los vapores de cocción en locales sin salida de humo. Una campana industrial de condensación no necesita salida de humos. Así que, además de facilitarte la adaptación de tu local a la normativa que regula tu actividad profesional, la instalación de una campana de condensación eléctrica te permitirá disfrutar de un ambiente óptimo y saludable.

Sabemos que en los hornos industriales, lavavajillas y trenes de lavado industriales se genera mucho vapor de agua debido a las altas temperaturas a las cuales trabajan. En las zonas de entrada y salida, o en la apertura de puertas, este tipo de maquinaria siempre desprende mucho vapor de agua.

Que el vapor de agua se disperse por nuestro local puede suponer muchos inconvenientes. Inconvenientes que podemos evitar gracias a las campanas de condensación. El vapor genera humedades en los locales, deterioro de la pintura y los acabados de los techos y paredes . Y, sobre todo, una temperatura de trabajo excesiva para el equipo humano de trabajo.

El diseño de una campana de condensación eléctrica permite filtrar un porcentaje muy elevado del vapor de agua. El cambio de temperatura a través de una placa refrigerada provoca la condensación inmediata del vapor que se aspira. De este modo, el aire limpio de partículas de agua se devuelve al local de manera inmediata. Evitando costosas y complicadas extracciones mediante tubería.

El vapor de agua no es humo, es decir, no contiene partículas de grasa ni otros componentes residuales. Eso permite una recirculación dentro del mismo local sin necesidad de ser extraído al exterior. No obstante, cabe remarcar que es conveniente tener el local bien ventilado.

El funcionamiento de las campanas de condensación de Bauuman es totalmente automático, lo que garantiza la facilidad de uso. Eficiencia energética y atención al medio ambiente, sin sacrificar la potencia máxima de aspiración.

Según la normativa referente al equipamiento e instalaciones profesionales e industriales, si su local dispone de horno se requerirá de campana extractora. Además le interesará saber que solamente en aquellos casos en los que el horno sea eléctrico, esté dotado de recogida de vapores por condensación y su potencia conjunta sea inferior a 10 kW, no se requerirá salida de humos.

Consulte a los asesores de Bauuman sobre la instalación de una campana de condensación eléctrica en su local. Le ofreceremos la mejor solución para hacer de su lugar de trabajo un espacio saludable. Además garantizando la larga vida a la inversión realizada y proporcione a sus trabajadores un entorno con el máximo confort.

 

 

 

 

Compartir en:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *